Reportajes Chicory :: Un cuento lleno de colores

Chicory :: Un cuento lleno de colores

Pinta y colorea

Quizás no lo sepáis, pero uno de mis juegos favoritos se llama Wandersong. Es un juego alegre y colorido, repleto de música y positividad. Pese a que toca algunos temas oscuros, como la dificultad de encontrar tu propio lugar en el mundo o el síndrome del impostor, al final se trata de un título que habla también de esperanza, de amistad y de cuidados. Está hecho con mucho, mucho cariño. Pero no estamos aquí para hablar de ese juego.

No, porque estamos aquí para hablar del próximo título de Greg Lobanov, el creador de Wandersong y de este nuevo proyecto llamado Chicory: A Colorful Tale. Después de hacer un juego donde el sonido y las canciones eran las piezas principales, esta vez el desarrollador tenía en mente otra mecánica central que quería explorar: pintar. Así pues, rápidamente reunió a un equipo pequeño pero rebosante de talento para acompañarle en su nueva aventura. Tenemos a Lena Raine (Celeste, Guild Wars 2) y a Em Halberstadt (Night in the Woods, Wandersong, Untitled Goose Game) al mando de la música y del sonido, y a Madeline Berger y Alexis Dean-Jones participando por primera vez en un videojuego como encargados del apartado artístico en los escenarios y en los personajes.

Así me gusta: promoviendo el reciclaje.

Tras anunciarse oficialmente el nuevo título y alcanzar un éxito rotundo en su campaña de financiación (el mínimo necesario para desarrollar Chicory: A Colorful Tale se consiguió en menos de 24 horas), decidieron compartir con toda la gente que aportó su dinero para hacer realidad el proyecto una demo exclusiva. Gracias a ese adelanto puedo presentaros estas primeras impresiones del juego.

La leyenda del Pincel Mágico

Imaginad un país fantástico habitado por animales antropomórficos. Una tierra donde todos los colores surgen de un objeto milagroso: el Pincel Mágico, heredado de generación en generación por los más grandes maestros pintores, encargados de resaltar la belleza de la creación. Todo va bien hasta que la conejita Chicory, actual Poseedora del Pincel, desaparece de repente. Será nuestro personaje, la perrita Pizza (aunque podremos cambiarle el nombre y ponerle el de nuestra comida preferida) quien encuentre el Pincel y tenga que hacerse cargo de volver a pintar un mundo que se volvió misteriosamente en blanco y negro.

Yo cuando tengo que escribir un artículo.

Esta toma de contacto con el nuevo juego de Lobanov y compañía es una excelente muestra de lo que podemos esperar de la obra final. Nos introduce la historia, el mundo, algunos personajes, y hace de tutorial de los controles y de las primeras opciones que tenemos para manejar el Pincel: cambiar de colores, agrandar o reducir su tamaño, o acercar una superficie a modo de zoom para dibujar con mayor precisión. También descubriremos algunas formas creativas de utilizar nuestra herramienta mágica para resolver puzles o abrirnos paso por el terreno.

La duración de la experiencia es variable. Se puede completar la demo en media hora, si vas directamente a avanzar en la historia, por así decirlo. Pero también puedes dedicar fácilmente el doble de tiempo o más si te entretienes coloreando los paisajes, si te paras a agotar todas las opciones de diálogo, a hacer tareas secundarias o a investigar por los recovecos para encontrar alguno de los abundantes coleccionables que tendremos a nuestro alcance.

Buenas impresiones

Aunque evidentemente el título todavía está en desarrollo, los controles ya están bastante pulidos y resultan cómodos de utilizar tanto mediante teclado y ratón como con mando, aunque de esta segunda manera se me hizo un poquito más natural el manejo del Pincel. Tengo que destacar además el buen trabajo en el apartado gráfico, pues pese a que el estilo es sencillo hace gala de una gran expresividad.

Haciendo un poquito de publicidad…

En definitiva, el inicio de mi viaje junto a Pizza (que en mi caso se llamaba Arroz, por propuesta de mi niño) fue sumamente agradable, y acompañado en todo momento por una música deliciosa. Conviene decir también que este primer capítulo termina con una sorpresa que no vamos a desvelar, y en un momento perfecto para dejarte con ganas de ver como continúa la aventura.

Personalmente, no puedo esperar a ver que más nos va a ofrecer este título. Tampoco puedo dejar de recomendaros que tengáis un ojo puesto en Chicory, ya sea añadiendo el juego a vuestra lista de deseados en Steam o mediante suscripción a la lista de correo del equipo creativo.