Opinión Opinión :: Epic Store, Fail Store

Opinión :: Epic Store, Fail Store

Pudo ser tan bonito…

Cuando a finales del año pasado escribí mi artículo de opinión sobre la Epic Store todo parecía ser maravilloso: una nueva tienda abría sus brazos para que el mundo pecero tuviera un nuevo referente, una nueva Meca donde peregrinar. Pero cuando ya casi estábamos posados se descubrió que no todo es lo que parece, amigo… y que esa nueva flor se intentaba cerrar sobre nosotros como si fuéramos moscas.

La idea, como dije de aquella, era (y aún lo es) muy buena: dar a los usuarios cada vez más descontentos de Steam una alternativa real, una alternativa que alberga el juego más famoso del año y, por lo tanto, una alternativa que la gente ya conocía. Ya tenían medio trabajo hecho.

Lamentablemente obviaron una cosa, una cosa importante: la libertad de elección. A los usuarios de PC nos gustan creer que la tenemos. Puede ser que Nvidia lleve años en una situación de predominancia, pero podemos escoger AMD; puede ser que para jugar a la mayor parte de los juegos tengas que tener Windows, pero puedes escoger Linux o Mac; incluso podemos escoger si nuestro corazón va a ser de Intel o de AMD. Cada vez que se intentó atacar esa supuesta libertad, la Comunidad saltaba. Bethesda lo intentó hace unos años cobrando por una cosa que la Comunidad consideraba suya, algo creada por y para ella, los Mods, y tanto ella como Valve tuvieron que recular.

Desde nuestra atalaya mirábamos casi con desprecio la Guerra de Consolas y sus exclusivas, tener que pagar por jugar online o tener que jugar a 30 frames por segundo porque no daban para más… jamás llegarían a saber lo que es la PC Master Race.

Justicia poética.

El primer error, por lo tanto, es intentar obligar a pasar por su tienda a base de cartera. Sé sobradamente en que mundo vivimos, pero una buena competencia consiste en ofrecer el mismo producto y que el consumidor elija dependiendo del valor añadido (precio, ofertas, atención…), pero si me quitas la opción que tenía para darme justo lo mismo pero en otro sitio… ¿que beneficio real tengo yo? Esto se comenzó a ver con The Division 2, aunque fue minimizado porque también salía en uPlay e hicieron la jugada con tiempo; pero sobre todo se vio con Metro Exodus, un juego que ya había salido a la venta en Steam y que, de un día para otro, cambió de plataforma, dejando boquiabiertos a todos los jugadores por las formas y los tiempos empleados.

Es también destacable que, en las consolas, las exclusivas están atadas a una marca desde el inicio mediante el desarrollo del título,publicidad, logotipos… no cambian a dos semanas de salir de PS4 a XboxOne. En el caso del PC nunca tenemos la seguridad de en que plataforma va a salir. Le quita seriedad al asunto, parece fruto de la improvisación y no de una industria millonaria.

Las desarrolladoras tampoco están en una posición sencilla: por un lado tienen el suculento 88% de las ganancias y el dinero que le da Epic bajo mano por la exclusividad, pero por otro saben que la Comunidad no percibe con buenos ojos estas exclusivas temporales y que se arriesgan a padecer una avalancha de review bombing y quejas en sus redes sociales.

Debemos hablar también de la cabeza visible de cada una de las compañías. Así como todos los jugadores le tenemos cierto cariño a Gabe Newell, el hombre- meme que le tiene miedo el número 3 y que es el Dios de las ofertas, no parece que Tim Sweeney despierte la misma simpatía, no tiene el mismo carisma ni le perdonamos tanto como al padre de Half Life. Mucha de la culpa es suya porque, si me permitís la expresión, cada vez que abre la boca «sube el pan»: echarle la culpa a los usuarios porque «no entendemos de que va la cosa» no es una manera de hacer amigos, es morderle la oreja a un perro que ya enseña los dientes.

Gabe Newell es el Dios de las ofertas con pánico al número 3

Después de de todo eso, nos encontramos ahora con el cierre de servidores de Driveclub, que aunque pueda parecer totalmente ajeno al tema que nos alcanza, y realmente lo es, te hace pensar que ocurrirá si la Epic Store no consigue los resultados buscados a corto plazo, o directamente se comienzan a aburrir de tener que meter ingentes cantidades de dinero en la Tienda y la cierran. ¿Que pasaría entonces con los juegos allí metidos? Es un extremo impensable, pero que sobrevuela el aire al no saber las intenciones finales de los dueños de la Tienda. Después de 16 años, sabemos que en Steam es más difícil que ocurra, no imposible, pero sí tenemos más confianza en su estabilidad.

¿Que podría hacer Epic para agradar a todos los jugadores? ¿Que cosas le dan valor añadido su tienda? Los juegos de David Cage o el port de Journey, por ejemplo. Unos juegos que, a pesar de ser exclusivos de su tienda, no se quitaron de la otra, están ofreciendo algo que no existía, están aportando y no restando. Poder jugar a Journey en PC es un sueño de mucha gente, y por ahí tienen que ir los tiros.

Epic tiene aún muchas cartas, y mucho dinero,  para jugar y darle la vuelta a la tostada. Esperemos que escuchen a los usuarios, vean que cosas gustan y que cosas no y no tiren por el camino del medio.

La Guerra Civil entre la Comunidad parece servida entre los que están hartos de Steam y miran en Epic su Mesías (ahí estaba yo) y los que miran en Epic un eco del pasado, uno «yo esto ya lo viví hace años y sé como va a acabar».

Era tan bonito cuando nos conocimos…

Mos
Mos

Peceiro, nintendeiro e moitas cousas que rematan en eiro

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *