Análisis FIFA 19. Un partido de luces y sombras

FIFA 19. Un partido de luces y sombras

La apuesta futbolera de Electronic Arts lleva ya unos días en el mercado y millones de jugadores han catado ya todos sus modos de juego. ¿Cómo es Fifa 19? Se trata de un título que dejará un poco fríos a los fans de la saga por distintos aspectos jugables, pero satisfará a otros por la gran variedad de modos que, una vez más, se sacan de la manga sus creadores.

La jugabilidad, de más a menos

En los últimos años, una de las características más valoradas por la comunidad era la velocidad de los futbolistas. Esto hacía que los partidos, sobre todo online, se convirtiesen en correcalles sin sentido. Ahora, los defensores son más inteligentes a la hora de bloquear a los rivales, lo que resta importancia a la velocidad y permite solventar muchas acciones de peligro. También es más complicado ejecutar los regates para acercarnos a la portería.

Sin embargo, esto tiene también su parte mala, pues los partidos se vuelven muy trabados y hay que abusar mucho del juego combinativo para llegar al área rival. Además, las intercepciones de los defensas son, en ocasiones, muy agresivas y podrían perfectamente ser sancionadas como falta. Probablemente sean aspectos que se revisen en próximos parches.

Por otro lado, el nuevo tiro preciso aporta precisión a los lanzamientos, al tiempo que dificulta un poco más el momento de golpear el balón, pues precisa de mucha atención por parte del jugador. También hay noticias tácticas, que permiten variar al gusto de la persona segundo el momento del partido.

Los modos de juego: la punta de lanza

Si hay algo en lo que EA no para de sorprendernos es en los modos de juego de Fifa. Analizándolo por partes, tenemos una nueva aventura de Alex Hunter en el modo El Camino; esta vez enfundándose la camiseta del Real Madrid y con la Champions League como objetivo. Sí, está también la máxima competición europea, con modo de juego propio y también presente en el modo Carrera.

Además, también hay novedades en el modo estrella de Fifa, el Ultimate Team. Las competiciones más atractivas en este juego de cartas son Squad Battles, donde nos enfrentaremos a plantillas de otros jugadores offline, y Division Rivals. Este último nos permitirá conseguir puntos para acceder a cada jornada de FUT Champions y enfrentarnos a los mejores jugadores del mundo. Además, ambos modos reparten cada semana jugosas recompensas, lo que fomenta que haya un mayor número de jugadores luchando por ellas.

 

Gráficos: sin grandes cambios

En los aspectos gráficos Fifa 19 no deja de ser una versión algo más pulida que su antecesor. Apenas se nota sobre el verde cambio alguno y ciertos movimientos de algunos jugadores siguen siendo muy artificiales. Esto le resta valor como simulador de fútbol.

No faltan a su cita anual los famosos bugs de la saga, que seguirán llenando horas y horas de contenido en Internet. La mayoría no afectan a la jugabilidad, pero vuelven a restar valor al simulador y lastran el trabajo de un año de EA.

Conclusiones: el cambio no llegado

Muchos creían que Fifa 19 supondría un gran cambio en la franquicia. Un salto de nivel que lo consagrase ya como el gran simulador de fútbol del mercado. Sin embargo, desde Electronic Arts han apostado por una estrategia conservadora, evitando grandes riesgos y fortaleciendo sus mejores modos de juego y puntos fuertes. Habrá que esperar otro año para ver si, sea en esta generación o en la siguiente, ese cambio llega.

8

Lo mejor

  • Algunas novedades en lo jugable y el gran número de modos de juego que incluye.

Lo peor

  • Es un juego muy conservador y mantiene la base de sus predecesores.
Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *