Reportajes Gamescom 2019 :: ¿Qué hay de nuevo, viejo?

Gamescom 2019 :: ¿Qué hay de nuevo, viejo?

La ceremonia inaugural de la Gamescom 2019 resultó ser larga, a ratos tediosa y no demasiado rítmica, pero todo se le puede perdonar a una feria que ha ido creciendo de manera muy elocuente y placentera a lo largo de estos últimos años. El E3 europeo, la llaman algunos. Quizás esté lejos del falso glamour de Hollywood y el olor a salitre del Pacífico, pero qué duda cabe en que el viejo continente también se merece su propia fiesta de la industria del videojuego.

Europa lo hace a su modo. Esa falta de espectáculo se combate siendo eficaz y profesional. Es el evento que más responsables del mundillo mueve, y se ha convertido en un escaparate digno y asequible, preferible incluso, para muchos estudios que quieren enseñar el género a posibles inversores o compañeros de profesión. ¿Por qué no recordarlo de nuevo? Allí estará estos días GatoStudio, la empresa gallega detrás de ese ambicioso The Waylanders que espera ver la luz en la primera mitad del 2020. Habrá tiempo para hablar de ello.

Este lunes, la ceremonia se dejó llevar por los World Premier, dos términos que bien podrían simbolizar todo ese humo que envuelve el llamado hype, arma de doble filo en los tiempos que corren. Hubo novedades reales, claro, aunque les costó destacar a lo largo de las más de dos horas que duró una retransmisión errática para el espectador. Quizás porque el público aguarda acción a lo Michael Bay, pero se encuentra con el formalismo de Coppola, el de los responsables mostrando discretos gameplays, asfaltando el camino para la feria que comienza y en la que el mundo probará sus productos artesanos.

Algunos títulos ya conocidos para la comunidad estrenaron gameplay y avisaron de nuevos detalles. No todos en las misma proporción, pero ahí estaban. No faltó Gears 5, que se antoja como un proyecto poderoso y que ha aumentado su seriedad a medida que se ha ido acercando la fecha de salida. Microsoft quiere que funcione. También se contemplaron adelantos de Predator Hunting Grounds, de la expansión Iceborne, del Monster Hunter World —que no ha fallado a ninguno de los eventos de este clase durante el último curso—; The Cycle, Life is Strang 2 (Capítulo 4), Borderlands 3, FIFA 20, GYLT, Destiny 2, Anno 1800… Con todo, hay títulos que han destacado por uno u otro motivo.

Erica: An Interactive Thriller, un juego de acción real para PlayStation 4 que fue anunciado allá por 2017 para PlayLink —sistema donde varios jugadores usan sus teléfonos para controlar un juego—, y que ya está disponible por 10 euros. Ha dejado de ser un juego de PlayLink, pero puede controlarse mediante un controlador estándar o una aplicación móvil personalizada de Erica.

El próximo Call of Duty, el CoD: Modern Warfare tendrá una alpha abierta este mismo fin de semana en PlayStation 4 con el modo 2v2 del juego. Noticia agradable para los seguidores de la saga, que podrán ir reviviendo un viejo gigante dormido.

Kerbal Space Program 2, que llegará en el 2020 para PS4, Xbox One, y PC, disfrutó de un tráiler largo y cómico. Es la hora de volver a hacer naves espaciales. Hasta el infinito y más allá, como siempre. Más terrenal es la sorpresa de SEGA, con Humankind, título de estrategia y simulación donde tomaremos el control de la humanidad. También saldrá el año que viene.

Hubo suerte, y cayeron un par de sorpresas. La primera en forma de Little Nightmares II, continuación directa del juego creado por Tarsier Studios y Bandai Namco, una exquisita combinación de plataformas y terror que se ganó el aplauso del público en el 2017. Es obvio que quiere repetir plato en PS4, Xbox One, Switch y PC. Se va a 2020. También sorprendió la presencia de Comanche, franquicia de la que no se sabía nada desde 2001 y que THQ Nordic ha querido traer de vuelta. Este año tendrá su alpha y su beta, y el año que viene saldrá en acceso anticipado. Nunca está de más pilotar un helicóptero de guerra.

Magic: The Gathering Arena se movió entre la línea de la sorpresa, pero a la vez de la aliteración derivada de muchos de los anuncios de estos últimos meses. Será exclusivo de Epic Games a partir de este invierno. Eso sí, también podrá descargarse de manera directa desde Wizards of the Coast, pero la tienda de los dueños de Fortnite será la única plataforma de terceros en la que está disponible.

Aunque se anunció durante el E3, era solo cuestión de tiempo que tuviera una fecha fija. The Witcher 3: Wild Hunt llegará a Nintendo Switch más pronto que tarde, el 15 de octubre. Una curiosa cita que no pocos creían imposible, pero que al final se ha materializado en una versión que pide a gritos jugarse en portátil y huir de la televisión a la hora de ser vivida. Los primeros gameplay no mienten, sus más de 150 horas de juego se revelan vivas también en este formato.

Otro protagonista fue el nuevo proyecto de Private Division y V1 Interative, presentado a través de un primer gameplay tráiler de Disintegration, el nuevo proyecto de Marcus Lehto, uno de los padres de la saga Halo. Aunque a primera vista pudo parecer más de lo mismo, las aclaraciones aportadas tras el adelanto fueron interesantes, presentando un juego con más alma propia de la que parecía. Llegará en el 2020 como una aventura para un jugador o para varios, en PC, PS4 y Xbox One.

Kojima, meme is not dead

Su presencia era el principal reclamo de la ceremonia inaugural. Hacía cinco años que el directo japonés no se dejaba por estos lares, y su aparición se pareció más a la de una estrella del rock que a cualquier otra cosa. Gente en pie, un vídeo recogiendo sus anteriores hazañas, Geoff Keighley adulando… Un desvarío propio de los tiempos del meme fácil y el gatillo fácil de los 280 caracteres. Ninguno decepcionó.

Hideo Kojima fue el alma de una fiesta que estaba hecha a su medida. Para él y para Death Stranding, su nueva locura, que estrenará en poco más de un par de meses. Mostró dos nuevos adelantos sobre la historia del título a través de dos de sus personajes: Mama y Dead Man. Ambos reveladores, quizás demasiado.

Por supuesto, había que dar rienda suelta a la locura y hubo también gameplay. Y ahí apareció, Norman Reedus orinando tras una cabezada en medio del campo. Luego, más caminatas y una parada en un cubo metálico en medio de la nada en el que dejar parte de la mercancía que traslada el protagonista, charla con Geoff Keighley, que parece que estará en el juego, y meneos con el joystick al bebé que llevamos pegado al pecho. Lo normal. Hay cosas que es mejor ver.

 

Carlos Pereiro
Carlos Pereiro

Creador de Morcego. Escribo cousas, falo de cousas e encántame escoitar cousas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *