El alumnado del máster de videojuegos coruñés hace público su proyecto final

El alumnado del máster de videojuegos coruñés hace público su proyecto final

Pocos TFM resultan tan llamativos como un videojuego. Ese es el proyecto que el alumnado del máster de videojuegos coruñés de la EBF. El objetivo no es otro que entregar al tribunal un juego finalizado con una duración de veinte minutos, un shot-play.

Bajo el nombre de Factor Games, se ha presentado Light Revenge. Un título desarrollado dentro de este máster y que hoy, 18 de enero, por fin desvela sus primeras características. Bajo el eslogan “un mundo a oscuras donde la luz es perseguida”, Factor Games quiere llevar a buen puerto un juego de terror para PC.

Profundizando en sus elementos, la acción de Light Revenge tendrá lugar, inicialmente, en unas instalaciones de ubicación desconocida, un laboratorio secreto bajo tierra (o bajo el mar, ¿quién sabe?). Allí el jugador podrá comprobar la existencia de ciertas investigaciones para dudosos fines tras un fallido experimento con materia oscura. El caos está sevido. Las instalaciones se han convertido en un lugar denso y poco apacible, donde unas misteriosas criaturas acechan por doquier… y tienen un hambre voraz.

Aula del máster de videojuegos de A Coruña.

¿Cómo poder escapar?

En lo referido a su jugabilidad, Light Revenge se presenta como un título de puzles. Una propuesta sencilla pero efectiva. Habrá diferentes mecánicas como el encendido o apagado de una linterna para despejar ciertas zonas del mapa, congelar enemigos o gestionar la batería de la que dispondrá el jugador. Estructurado en niveles, cada vez el reto será mayor. La escasez de recursos hará que el jugador deba medir milimétricamente sus acciones.

Un equipo unido

El conjunto de alumnos que forma Factor Games ha logrado crear un equipo fuerte y ambicioso, con diferentes perfiles que aporten una mirada multidisciplinar al proyecto que es Light Revenge. En una reciente visita a la EBF por parte de Carlos Coronado, profesor en la Universidad de Barcelona, desarrollador de videojuegos y creador de Infernium, el catalán comentó las enormes posibilidades que poseía el título.

Carlos Pereiro

Creador de Morcego. Escribo cousas, falo de cousas e encántame escoitar cousas.