"> Opinión :: Kingdom Hearts 3, Square Enix y los DLC – Revista Morcego
Opinión Opinión :: Kingdom Hearts 3, Square Enix y los DLC

Opinión :: Kingdom Hearts 3, Square Enix y los DLC

El contenido descargable (DLC) es, hoy en día, una práctica estándar en la industria del videojuego. De hecho, es poco común que un juego triple A no expanda su experiencia con añadidos después de su lanzamento, ben sean gratuitos o de pago. God Of War –premiado como juego del año 2018– es el único que se me viene a la mente. Es por eso que Tetsuya Nomura no sorprendió a nadie cuando anunció que Kingdom Hearts III tendría una “gran expansión de contenido” tras su salida al mercado.

La saga de Square Enix tiene una relación especial con este modelo de negocio, aunque Re:Mind marque la primeira ocasión en la que ofertan un DLC para uno de sus productos. Y es que el equipo de Nomura lleva haciendo esto de las expansiones de contenido desde 2002, cuando el término DLC todavía no significaba nada. El Kingdom Hearts orixinal salió en Japón a finales de 2001 y llegó a occidente unos meses después, pero con algunos añadidos como jefes secretos. Para no dejar atrás al público japonés, Square volvió a publicar el juego a finales de año añadiendo todavía máis contenido y llamándolo Final Mix. Esto mismo se repitió con Kingdom Hearts II e incluso con el juego de PSP, Birth By Sleep. Nomura ya cobraba DLC, sólo que lo hacía al precio de un juego completo porque la industria no había inventado todavía ese modelo.

Todo el contenido que incluirá el DLC Re:Mind

Personalmente, no estoy en contra de esta práctica, siempre y cuando se haga de manera respetuosa hacia el consumidor y sea, en realidad, una expansión del juego base, un añadido a la experiencia completa. El problema es que Re:Mind, juzgando por los tráilers, no hace mucho más que tapar huecos en la historia que el equipo de Square Enix trató de contar en Kingdom Hearts III. Aunque no es posible afirmar que este se trata de un juego inacabado, sí que se siente un poco apresurado en las cinco horas finales, incluso haciendo que el giro argumental del clímax ocurra a través de una elipsis y sin que el jugador sepa qué ocurrió exactamente. De hecho, el propio mundo final, del que tanto sacaban pecho en el tráiler de lanzamiento, no es ni siquiera explorable. Así que es lícito, por lo menos, preguntarnos: ¿Es Re:Mind un contenido pensado para sacar después del lanzamiento o lo que tuvieron que cortar para llegar a tiempo para el 29 de enero?

La llave espada Prometida volverá en Re:Mind

Todavía no está muy claro cómo funcionará una vez implementado, pero la sensación general es que esta expansión será jugable durante las últimas horas de la historia y en el post-game (casi inexistente en la copia original). Lo que sí que es innegable es que el contenido de este DLC responde a gran parte de la demanda de los fans una vez terminaron de jugar: batallas de jefes de 1 contra 1, personajes de Final Fantasy, Scala Ad Caelum explorable (según parece) y más personajes controlables como Kairi o Roxas. Da la sensación de que, como en los Final Mix (aunque Nomura insistió en desmarcarse de esta nomenclatura para vender el DLC), Re:Mind es un gran parche de pago que arregla los vacíos de las últimas horas de juego y añade ciertos contenidos típicos de la franquicia.

No es necesario ir muy lejos para encontrar un caso similar en la propia Square Enix. Final Fantasy XV salió en noviembre de 2016 tras casi diez años en desarrollo, un cambio de nombre, un nuevo director, un retraso en la fecha de lanzamento y múltiples problemas con el motor Luminous que el propio equipo de Kingdom Hearts III tuvo que descartar un año después de empezar a trabajar en el título. Pese a todo eso, el juego de Hajime Tabata se siente incompleto pues, hacia la mitad de la historia, el inmenso mundo abierto desaparece y la experiencia es completamente lineal a través de terrenos claramente pensados para ser explorados. Ademá, también hay una elipsis considerable y posteriores episodios DLC que completan algunos de los huecos del argumento.

También es cierto que estos dos ejemplos son casos muy especiales. Final Fantasy XV había sido anunciado en 2006 como Versus XIII y Kingdom Hearts III en 2013 y ambos se vieron enfrascados en un proceso de desarrollo muy complejo debido al empeño de la compañía japonesa en usar su propio motor, Luminous, que estaba siendo desarrollado específicamente para estos dos títulos. Qué llevó a la desarrolladora a sacar al mercado dos juegos que se pueden considerar incompletos es un misterio, aunque podemos especular: ambas franquicias llevaban mucho tempo sin un nuevo título, los fans comenzaban a impacientarse y atrasar la fecha de lanzamiento podía perjudicarlos todavía más. La otrora intocable Square Enix no estaba pasando por su mejor momento, tanto financiero como reputacional. No les salió del todo mal, pues ambos títulos fueron bien recibidos –no ponemos la calidad de los juegos en entredicho, solamente su forma de presentación al público–, pero hacia el final del ciclo de desarrollo de Final Fantasy XV, se vio obligada a cancelar los últimos DLC, pues Tabata abandonó Square para formar su propia empresa. La decimoquinta parte de la legendaria franquicia de Squaresoft quedaría incompleta después de todo.

En Re:Mind tendremos una nueva forma de Sora y batallas 1 contra 1 con los jefes

Volvendo a Kingdom Hearts III, es casi evidente que Re:Mind, más que expandir a historia principal, la completa. Habrá que juzgar una vez podamos probarlo si vale la pena abonar 30 euros más aparte de los 70 que costó el juego base por ciertos contenidos (Scala Ad Caelum, el agujero de guión de los minutos finales) que deberían estar en el producto que salió a la venta en enero. Por el momento, no hay ni siquiera una duración aproximada. Lo que es seguro es que está hecho pensando en los jugadores y sus peticiones desde que salieron las primeras críticas. Sin embargo, esta historia da para reflexionar sobre si este tipo de prácticas son rentables en la práctica. En Final Fantasy XV acabaron con una historia incompleta y una fanbase sintiéndose engañada. Por lo menos parece que con Kingdom Hearts no correremos esa suerte.

Avatar
Sergio Fernández

Obsesionado co das consoliñas dende que me regalaron a PS2. Moi de Kingdom Hearts e de David Cage. Cando non estou cos videoxogos, podes atoparme escoitando música ou vendo series.