Zona retro Spider-Man, ¡cómo hemos cambiado!

Spider-Man, ¡cómo hemos cambiado!

Falta nada, apenas unos días, para que Marvel’s Spiderman llegue al gran público. El exclusivo de PS4 está siendo recibido con comentario muy positivos desde la prensa especializada y generalista, por lo que, a falta de un hecatombe, seguramente estemos hablando de un futurible éxito de ventas. La expectación fue máxima durante todo su proceso de gestaciónn. También ha vivido cerca de la polémica en los últimos días debido a las acusaciones de downgrade o a su pertenencia a esa tendencia tan de moda (que creemos un tanto insana desde Morcego) que es la de hablar de DLCs, en este caso tres, antes aún de que salga el propio juego.

En un futuro no muy lejano, hablaremos largo y tendido de esta nueva aventura de Peter Parker. Hoy, en cambio, daremos un recorrido por esos juegos que marcaron un antes y un después en la vida de los que aman al héroe de Marvel, que son, prácticamente, todo el mundo. Es cronológica, por lo que no busques otro orden más allá de la que quieras ponerle en tú cabeza.

 

Spider-Man: The Videogame (Recreativas, 1991)

El sueño hecho realidad. Jugar en un bar a un título del hombre araña y, además, que ello fuera divertido y estuviera bien logrado. Este fue un proyecto creado y distribuido por SEGA con mucho mimo. Contaba con el beneplácito de Marvel y el ir acabando con los malos a medida que aparecían en la pantalla resultaba toda una droga.

No recogía el argumento de ningún cómic en concreto, simplemente teníamos que avanzar derrotando maleantes y acabando con los jefes finales de turno. ¿Qué lo hizo tan especial? La posibilidad de poder jugar cuatro jugadores al mismo tiempo. Spider-Man podía verse ayudado por Gata Negra, Ojo de Halcón y Namor, cada uno con una habilidad especial única.

Para su desgracia, no gozó de la recepción que le hubiera gustado entre los jugadores. Tuvieron que pasar años para que la nostalgia hiciera su efecto, y lo pusiera como uno de los Spider-Man imprescindibles a la hora de hablar de videojuegos sobre su persona.

Venom / Spiderman-Man: Separation Anxiety (PC, SNES e Megradrive, 1995)

En la década de los 90, pocas opciones veían los estudios de videojuegos que no fuera la de soltar a Spider-Man dentro de un beat’em up de libro. Avanzando lateralmente, nuestro heroe iría confrontando a los enemigos que fueran apareciendo y a los típicos jefes finales. Eso sí, aquí estaba acompañado por Venom, lo que realmente suponía todo un plus a la hora de comprarse el juego.

La historia tomaba un punto similar a la que se podía esperar de una reunión entre Venom y Spider-Man: derrotar a Matanza (Carnage). A veces, hasta aparecían otros mitos de la Marvel como El Motorista Fantasma, Daredevil o el Capitán América para ayudarnos en nuestra misión.

La realidad es que la crítica de la época no recibió demasiado bien al juego de Software Creations, que no dejaba de ser el típico mata-mata, con el único atractivo de vestir el traje de Spider-Man y golpear a los malos. Pecaba de no tener alguna mecánica propia o original.

Spider-Man (PSX, Nintengo 64 e Dreamcast, 2000)

Cuando se habla de juegos donde el hombre araña es el protagonista, este título es una especie de común denominador en cualquier lista. Es un histórico a punto de cumplir veinte años, creado por Neversoft, que obtuvieran una merecida fama tras estar detrás de los primeros Tony Hawk de PSX. El juego aún hoy posee una de las mejores historias dentro del género, producto de una mezcla de diferentes elementos y villanos.

Era un juego de acción en 3D de corte lineal, pero que ponía especial énfasis en los detalles, como el gran número de trajes diferentes (cada uno con sus propias características) o de extras. Con las telarañas podíamos crear guantes de boxeo, arrastrar a los enemigos o inutilizarlos tras envolverlos totalmente.

Fue un bombazo, reconocido como el mejor juego del superhéroe hasta esa fecha. Poco después llegaría en exclusiva para PlayStation su segunda parte, llamada Spider-Man 2: Enter Electro. También gozó de una buena acogida.

Spider-Man 2 (PS2, Xbox, GameCube, PC, PSP, DS, GBA e N-Gage, 2004)

Abrió muchas puertas de cara al futuro de los juegos que se crearían con Peter Parker como protagonista. Es fácil recordar como muchos lo describieron como un Grand Theft Auto pero controlando al hombre araña. La afirmación distaba un poco de la realidad, pero era muy práctica a la hora de tratar de narrar la libertad tan grande que el jugador poseía para desplazarse y balancearse por toda Manhattan.

El argumento del título orbitaba alrededor del elaborado para la película homónima y, pese a contar con un final cerrado, el juego permitía al usuario continuar con la aventura de una manera libre, con las misiones principales ya finiquitadas. Ciertamente, había cientos de cosas por ver y recolectar. Tirarse desde lo alto del Empire State y comprobar cómo todo se iba volviendo borroso, a medida que caías en picado, es el momento clave que define este Spider-Man 2.

Ultimate Spider-Man (PS2, Xbox, GameCube, PC, GBA e DS, 2005)

Apenas un año después del exitazo de Spider-Man 2, llegaba a las tiendas esta adaptación del cómic de Brian Michael Bendis e Mark Bagley. Visualmente era una gozada, y la apuesta por el cel-shading lo dotó de un tono muy cómic que le sentaba de maravilla.

Fue un título divertido y con algunas posibilidades muy interesantes, como la de controlar a Venom durante algún momento de la aventura. Su hándicap principal radicaba en la simpleza general que transmitía el combate, sin muchas opciones o variaciones. Con todo, Contentó a un público que tenía ganas de abrazar al hombre araña del papel, y non tanto al del cine.

Spider-Man: Web of Shadows (PS3, Xbox, Wii, PC, PS2, PSP e DS, 2008)

Habitual referente a la hora de explicar cómo debe ser un juego del héroe de Marvel. Tenía una historia original muy bien llevada que mostraba al jugador un New York tomado por los simbiontes, los cuales habían conseguido tomar bajo su control tanto a aliados como a villanos del universo de Spider-Man (el Lobezno simbionte es puro oro).

Su sistema de combate era muy completo gracias a las largas y variadas combinaciones con las telarañas. Contaba, además, con un tipo de balanceo muy realista y medido. Al igual que en el juego de PS2, moverse por la ciudad resultaba un gustazo en sí mismo, y supo beber de esas aguas para quedarse con lo mejor y llevar el resto un paso más allá. Buen ejemplo de ello pueden ser las peleas sobre las paredes, ahondando en la verticalidad de la ciudad. Fue la primera que se pudieron ver en un videojuego del trepamuros. Cambiar entre el traje original y el del simbionte desde el inicio, también fue todo un acierto.

Carlos Pereiro
Carlos Pereiro

Creador de Morcego. Escribo cousas, falo de cousas e encántame escoitar cousas.

3Comentarios
    • Pastel de Carne
    • En: 09 de septiembre de 2018

    Tempo atrás xoguei a un xogo de Spiderman que, entendo, sería o Spìderman 2, xa que fora en PC, e foi bastante entretido, non sei se estoy disposto a pagar 60 euros de saída polo xogo…

    Vai ser exclusivo de PS4? Porque entón o podo descartar directamente… 😀

    Responder
    • Carlos Pereiro

      Si, é un exclusivo de PS4… e manterase como tal no tempo.

      Esta semana subiremos a nosa análise.

      Podo adiantar que vai ser unha nota alta. O xogo está descaradamente ben. Tanto como compralo de saída? Creo que si. Tanto como para comprar unha PS4? Creo que non, pero… Persoalmente estamos a acadar un momento no que Sony xa demostrou un dominio total desta xeración de consolas. O seu catálogo mete medo (e o que está por chegar…)

      Responder
  1. […] un agarda que algún día chegue o momento de xogar a un videoxogo no que poida ser o home araña. E foron chegando títulos. Algúns moi acertados, rompedores; outros non tanto. Pero a idea estaba aí. Marvel’s Spider-Man […]

    Responder
Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *