Actualidad Un simple mensaje puede bloquear tu PS4

Un simple mensaje puede bloquear tu PS4

No es una exageración ni tampoco una broma. Un nuevo fallo de seguridad en PlayStation 4 está haciendo sonar las alarmas a nivel mundial. Sólo tienes que abrir un sencillo mensaje de otro usuario para bloquear la consola de Sony. Por suerte, la solución para que la máquina funcione de nuevo no pasa sólo por su formateo.

A lo largo de los últimos días numerosos usuarios informaron que sus consolas habían perdido casi todas las funciones tras recibir un extraño mensaje a través de la PlayStation Network. Sonaba a la típica cadena sin veracidad, pero la propia Sony salió rápidamente a la palestra para explicar que el mensaje era real y que sí podía entrañar ciertos riesgos.

¿Qué hacer para evitar el “virus”? Primeramente, cualquier usuario puede prohibir que un desconocido pueda enviarle mensajes a través del servicio en línea de Sony, por lo que bastaría con hacer este paso. ¡Ojo!, no vaya a ser que un amigo tenga ganas de gastarte la “broma” igualmente. ¿Cómo lo hago? Este ajuste puedes realizarlo a  través de Gestión de cuenta/Ajustes de privacidad, o a través de la web oficial en Información – Personal/Mensajes.

En caso de tener tu PS4 bloqueada, basta con eliminar temporalmente la cuenta del servicio desde el apartado Gestión de usuarios, aunque esta operación provoca la pérdida de algunos datos guardados en el disco duro de la máquina de Sony. Otra de las posibilidades es reiniciar la consola en modo seguro. Para esta opción tan sólo hay que pulsar el botón de inicio durante varias segundos.

Otra de las opciones válidas es la siguiente: si sospechas que recibiste el mensaje (aparece con un símbolo de interrogación en tu buzón) puedes usar la aplicación móvil de PlayStation Messages. Tanto Android como iOS la tienen.  Gracias a esta herramienta podrás borrar el contenido de tu caja de correo sin peligro alguno para la consola.

Carlos Pereiro
Carlos Pereiro

Creador de Morcego. Escribo cousas, falo de cousas e encántame escoitar cousas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *