Análisis Untitled Goose Game :: Un ganso, unos pardillos y muchas risas

Untitled Goose Game :: Un ganso, unos pardillos y muchas risas

La comedia necesita un ritmo, una entonación, un tempo y un momento muy concreto en el que el chiste o la broma va a funcionar. Si te sales de ahí, puedes transformar la comedia en drama, resultar ofensivo o transformar algo potencialmente gracioso en algo realmente mal hecho. Ser capaz de hacer que la gente se ría de algo que estás contando, sea una anécdota, un chiste o incluso algo de lo que, en principio, no nos deberíamos reír es una de las cosas más complicadas de hacer dentro de la ficción. Muchas veces se hace mal y se hace sin tener en cuenta el público al que se dirige. Pienso que el humor debe hacerse de abajo hacia arriba, nunca desde una posición de privilegio porque, si no, puedes transformar la comedia en algo que resulte doloroso para parte de tu público. Podríamos decir que el humor no tiene límites hasta que se tropieza con la dignidad o los sentimientos de las personas.

Untitled Goose Game tiene un humor muy tonto

Untitled Goose Game tiene un humor muy blanco y quizás no tiene toda la mala baba o la picardía que podría tener, pero es el GOTY de este año en su campo. No hay más discusión y hasta aquí llega el análisis. Ahora en serio, qué pasa cuando sueltas a un animal en medio de un pueblo habitado por muchos tontos? Goat Simulator ya intentó dar respuesta a esta pregunta y lo hizo mediante la anarquía, el caos absoluto, por el contrario, Untitled Goose Game lo hace mediante el orden, con sentido, lógica y muy mala hostia. Es un juego que no pierde el tiempo en explicarte nada: tenemos un botón para coger cosas, uno para agacharnos, otro para correr y un último para graznar. No necesitamos nada más para sembrar pánico y confusión por el pueblo.

El mal el forma de ave y lo bonito en forma de juego

En la boca de un ganso nació Pennywise

Los gansos son animales maravillosos…vistos desde lejos. En cuanto estás cerca de alguno de ellos puedes comprobar que su pico fue la inspiración de Stephen King para crear a Pennywise. La naturaleza es maravillosa ¿a que sí? Se trata de aves con muy mal genio pero que en realidad son hermosas e,al mismo tiempo, bastante cómicas. Este aspecto es algo que capta muy bien House House y lo traslada en forma de un título muy atractivo a nivel visual que juega la baza de la dualidad del ave protagonista: es bonito y, al mismo tiempo, tiene muy mal carácter. Asumimos el papel de un ganso que dedica su vida a hacer imposible la de los vecinos de una bonita aldea campestre y ninguno de los vecinos se libra de sus trastadas. Esta mala baba se combina perfectamente con una paleta de colores muy agradable y unos modelos minimalistas que encajan perfectamente con el concepto del juego.

En apariencia estamos ante un título muy simple, minimalista, aunque si ahondamos un poco, podemos ver que se trata de un juego muy trabajado a nivel de guión dadas las posibilidades que tenemos cuando nos enfrentamos a cada uno de los escenarios. Tanto su arte como su narrativa o sus mecánicas son la expresión mínima del videojuego. Una lista de tareas, varios escenarios interconectados, cuatro botones y una pequeña capa de lógica enterrada en el código que ofrece varias formas de resolver cada una de las tareas que tenemos que llevar a cabo. El objetivo final: dar por culo todo lo que podamos en una aproximación al humor puramente slapstick.

En un tiempo en el que la mayoría de las compañías ponen el énfasis en el realismo, llega House House y nos vuelve a todos tontos con una maravilla de obra que traslada el slapstick comedy del cine al lenguaje de los videojuegos ¿Qué cómo lo hace? Lo hace a través de rompecabezas muy sencillos, que a veces puede ser algo rebuscados, y también con una pequeña dosis de sigilo. Sin embargo, en este segundo aspecto,se trata de un juego bastante permisivo ya que no existe un fin de juego y no castiga los fallos con demasiada dureza. En este sentido,está muy bien y encaja con la narrativa del título porque, al fin y al cabo asumes el papel de un ganso, una ave torpe fuera del agua y que camina como Fraga, así que no se puede esperar de ti que seas la máxima expresión de la agilidad. Creo que una aproximación más dura habría matado al juego. Algo que desde House House entendieron así, ofreciéndonos la posibilidad de llevar a cabo los planes de formas muy torpes. De hecho, salvo en un par de ocasiones acabé el juego sin tener que echar mano de ser sigiloso.

Un slapstick llevado a videojuego

Los videojuegos beben del cine, igual que beben de la literatura, de la pintura, de la música o de cualquier arte. Son una conjunción de ideas llevadas a cabo en un nuevo espacio, con nuevas herramientas que cuenta con una participación más directa de los espectadores. Una de las primeras cosas que se hicieron en el cine en sus comienzos fue explotar mucho la comedia del bofetón, del slapstick pero resulta curioso que, en los videojuegos sea un género que no es independiente ni se concibe como tal cuando se trata de un tipo de juego que resulta tremendamente satisfactorio, sobre todo si es algo tan directo como Untitled Goose Game.

El ganso no tiene piedad de nadie

EL humor en Untitled Goose Game es puro slapstick, inocente pero con un fondo de picardía, tanta como el jugador quiera tener. En cada situación, en cada escenario saca una carcajada que nace de lo satisfactorio que es pararse, observar a nuestras víctimas, ver como reaccionan a nuestra presencia y a nuestras acciones. De experimentar cómo trazamos un plan en el que, poco a poco, las piezas van encajando hasta que la trastada acaba y los pardillos acaban por poner una señal de prohibido gansos, como si realmente pudieran decirle a este ganso por donde o no pasar. Este ganso es un depredador, un depredador de gags que casi siempre logra tener buenos resultados. Incluso fuera de nuestras pantallas.

La narrativa emergente en Untitled Goose Game

Puede que esté obsesionado con los análisis narrativos, sin embargo, por mucho que Untitled Goose Game sea un juego para pasar un buen rato,también pienso que es importante hablar de la narrativa emergente que un juego tan minimalista creo. Una de las cosas más maravillosas de este título es la capacidad que ha tenido para hacer que todos nos hayamos vuelto idiotas y hayamos caído rendidos ante un juego tonto y simple. El humor del juego del ganso es muy estúpido, pero el humor lleva a más humor y Untitled Goose Game no iba a quedar libre de esto: memes y bromas pueblan la red y hasta hubo quien ha convertido a esta malvada ave en un símbolo bajo el que manifestarse.

Cuando empezaba este análisis hablaba de que el humor se tiene que hacer desde abajo hacia arriba y Untitled Goose Game es un ejemplo. Un ganso contra humanos e algo que puede ser interpretado como el pueblo contra sus gobernantes. La comedia, el humor, la sátira, la mofa contra quien ostenta el poder es una de las pocas herramientas que tenemos en este sistema para, por lo menos, seguir teniendo un mínimo de esperanza, debemos abrazarlo con fuerza y emplearlo para reivindicar derechos y libertades. El hecho de que Untitled Goose Game haya sido capaz de trascender la pantalla y salir al mundo exterior como símbolo de una protesta en favor de la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea supone una muestra de que no solo el medio avanza y madura, sino que también es una muestra de que parte de los jugadores lo hacen al mismo tiempo. Los videojuegos van a evolucionar, van a cambiar y somos nosotros los que tenemos que decidir como queremos formar parte de este proceso: ¿Queremos ser el ganso o queremos ser los pardillos?

9

Lo mejor

  • Es muy divertido
  • Planear y ir viendo como todas las piezas encajan resulta muy satisfactorio
  • Ser un ganso
  • Tener varias posibilidades para afrontar cada situación
  • Su sentido del humor
  • Los memes

Lo peor

  • Algunos puzzles pueden ser algo rebuscados
  • Le falta una pizca más de mala baba
Esteban Canle
Esteban Canle

Colaborador de Morcego. Gústame falar, ler e escribir sobre videoxogos.

1 Comentario
    • Pastel de Carne
    • En: 24 de octubre de 2019

    Xogueino entero e se ben é certo que hai certos nivéis nos que ou tiras de “walktrough” ou vas listo, en xeral podes sacar o xogo ben sen problemas.

    Unha agradable sorpresa n Switch.

    Se me permitides unha recomendación, xoguei por recomendación o Sayonara Wild Hearts, e é outra obra de arte.

    Responder
Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *