Análisis Marvel’s Spider-Man. El superhéroe que aspirará al GOTY

Marvel’s Spider-Man. El superhéroe que aspirará al GOTY

De crío, por lo menos en mi casa, no era raro que más que juegues o muñecos lo que uno tuviera fueran figuras de acción de Spider-Man. Podía ser del propio héroe (dentro de sus decenas de opciones y trajes) o podían ser sus villanos, sus enemigos íntimos. Así, durante años, uno aguarda que algún día llegue el momento de jugar a un videojuego que permita ser el hombre araña. Y fueron llegando títulos. Algunos muy acertados, rompedores; otros no tanto. Pero la idea estaba ahí. Marvel’s Spider-Man es el mejor juego de este héroe hasta hoy. Y esto tiene mucho más de objetivo que de subjetivo, pese al tono de la frase.

El exclusivo de Sony (porque hay que recordarlo y destacarlo) es una explosión un tanto inesperada. Tras todos los gameplays y los adelantos presentados, había una nube negra sobrevolando todo que no paraba de arrojar gotas de desconfianza: “será un Batman pero con Spider-Man”, “habrá downgrade“, “no es para tanto”, demasiados quick time event“… Con poco, se fue creando un halo sombrío alrededor del videojuego de Insomniac Games. Podría ser bueno, pero nunca sería perfecto. Esa semilla de la duda fue creciendo hasta convertirse en una enredadera con un abrazo increíblemente fuerte, por eso, cuando ahora comprobamos el estupendo juego que es Marvel’s Spider-Man hay cabida para la sorpresa, cuando la realidad es que el estudio responsable de su creación ya lo fuera avisando. Jamás mintió.

¿Y si vamos más allá? ¿Y si el nuevo título del hombre araña fuera el mejor juego del año y un serio aspirante al GOTY (Game Of The Year)?. Al margen de predicciones y bolas de cristal, hoy podemos decir que esto último no sería una locura. A estas alturas, si hablamos de consolas y generaciones, hay una cosa clara: Sony va a salir como la gran ganadora de esta época. El catálogo de PS4 posee algunos exclusivos trementos, que apenas obtuvieron una respuesta clara llegada de Microsoft. Marvel’s Spider-Man pone la guinda a ese hecho en este 2018, y se medirá de tú a tú al final del año con ese perfecto renacimiento que fue God of War 4.

Lo mejor de la nueva obra de Insomniac Games es la adicción brutal que provoca su balanceo. Desde el minuto uno (literalmente), ele jugador comprueba la mágica sensación que otorga el llevar al trepamuros por Manhattan adelante. Sus movimientos, sus animaciones, el realismo de la ficción… No hay un juego en el mercado que aporte esta sensación de heroísmo, de verse en el papel de un superheroe tan mitológico en la cultura del siglo XXI como es Spider-Man.

Todo funciona cuando damos un paseo por la ciudad. El trajeado Peter Parker reacciona de una manera genial a las superficies que aparecen ante él, y las telarañas justo llegan a ese punto perfecto para proseguir saltando con una animación preciosista. Es una continua película. Una conversión del jugador en testigo de los vaivenes del héroe que sorprende a cada poco.

Hay que ir con lo evidente. Decir que Marvel’s Spider-Man no bebe con cierta ansia del sistema de combate puesto a funcionar por Rocksteady para sus Batman sería un error. Claro que hay una influencia, y claro que son modelos semejantes, pero también hay que hablar del plus de agilidad que Spider-Man aporta y de la acertadísima decisión dee llevar las combinaciones de golpes al aire, de jugar con los objetivos que hay alrededor, o de pegar a un enemigo en la pared como… Sí, como haría el hombre araña que todos conocemos.

Añadamos a la ecuación una serie de utensilios que hagan el combate (y los momentos de sigilo) más variados. También echemos sobre el plato un poco de condimento estético: hasta 25 trajes pueden ser desbloqueados durante la aventura, la mayoría de ellos con algún poder o característica especial. No es poco.

¿Cuál es la kryptonita entonces de este Spider-Man? No es difícil de prever. La propia reiteración del juego, que nunca quiere salirse excesivamente del guión es su peor enemigo. En ese sentido, Insomniac parece que ha querido ir a lo seguro y no se ha planteado la posibilidad de añadir demasiados elementos diferentes, ni misiones que forzaran el cambio de jugabilidad. En la práctica real, la innovación que aporta Marvel’s Spider-Man es muy limitada. Es un buen resumen de todos los juegos de mundo abierto que fueron apareciendo estos años, pero su aportación al género como tal puede ser señalada como muy discreta, que no nula, conste. Bajar a la calle y que la gente reclame selfies es un puntazo. Que aplaudan, que lo flipen en pocas palabras, por ver a un superhéroe, es digno de mención.

No olvidemos la narrativa. La historia de este Peter Parker es original y cumple su función a la perfección. La relación que el trepamuros tiene con MJ está muy lograda y llega a mostrar momentos geniales ante la cámara. La adaptación del Spider-Man que conocemos al siglo XXI es colosal, con cientos de detalles a los viejos tiempos, encajados en el presente con mucho mimo y dedicación.

Marvel’s Spider-Man llegó para atrapar a muchos. Su compra de lanzamiento es recomendable si uno posee los cuartos para ello, claro. ¿Y para compra una PS4? Es difícil responder eso. Desde luego, viendo los precios de los packs (379 euros, consola y juego; 429 a Pro) puede ser realmente tentador para todo el que quiera vivir lo que queda de generación de la mano de Sony, a la que aún le resta, previsiblemente, lo mejor. Caer preso de una telaraña, también puede ser satisfactorio.

 

9.0

Lo mejor

  • Ser Spider-Man. Sencillo a la par que eficaz. Ningún juego dee superheroes ha transmitido tanto la sensación de llevar puesto el traje del hombre araña.
  • Visualmente es un portento. Las animaciones, la luz, los cambios en la ciudad...
  • La cantidad ingente de trajes. Siempre es un gusto poder variar de estética. También la propia historia del juego y su narrativa original.

Lo peor

  • No hay una innovación real en el género ni hacia los anteriores juegos de Spider-Man. Hai mejorías, pero no rompe el techo.
  • Los enfrentamientos con los jefes finales pecan de cierta reiteración en su planteamiento.
  • En el nivel de dificultad por defecto, está muy lejos de ser algún tipo de reto.
Carlos Pereiro
Carlos Pereiro

Creador de Morcego. Escribo cousas, falo de cousas e encántame escoitar cousas.

1 Comentario
  1. […] concreto e menos masivo co de Marvel’s Spider-Man, non debería estrañar a ninquén que este sexa o título do momento, ese ao que todo o mundo está a xogar, e do que medio planeta fala. Non lle importa ao home araña […]

    Responder
Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *